Palabras Clave en Anuncios Inmobiliarios Online


Hablando del negocio inmobiliario, el objetivo es comercializar bienes raíces con eficiencia, es decir, en el menor tiempo posible, con el menor costo posible, obteniendo las mejores ganancias posibles; y ya sea que se trate de una empresa especializada, una agencia, una correduría, o un particular, para lograrlo será importante contar con las estrategias adecuadas de promoción que le permitan conectarse fácil y rápidamente con su público objetivo.

No basta con publicar una página web, un blog, colocar un montón de fotos en sus redes sociales, pegar cartelones, banderines, distribuir folletos, o publicar algunos clasificados en los portales especializados.

Para tener éxito se requiere de utilizar palabras, pero no cualquiera, sino aquella o aquellas que identifiquen su servicio y atraigan a sus prospectos o posibles clientes tanto como un buen trozo de carne atraería un león hambriento.

Así es, el secreto está en elegir la palabra o palabras clave para redactar su anuncio. A simple vista parece fácil describir un inmueble, pero no lo es; por ello es que me permito anotar los siguientes tips que espero le sean de utilidad si en verdad busca desarrollar emprendimientos rentables:
  • PRIMERO. Todo el busca algo utiliza un navegador, y uno de los más importantes, con el mayor número de usuarios actualmente es GOOGLE. Google clasifica toda la información online según una palabra clave. Si usted publica una propiedad en Internet, ya sea en su sitio web, en clasificados, portales inmobiliarios o cualquier otro medio, Google la optimizará según la palabra clave que utilice en su descripción.


Optimizar en este caso, significa la clasificación, valor, competencia, lugar que se le asigna como resultado de una búsqueda.


Si no redacta una correcta descripción de su inmueble utilizando las palabras clave convenientes, pocos potenciales clientes encontrarán su propiedad a la venta o renta, aunque esté en un portal inmobiliario con prestigio.
  • SEGUNDO. Ya que logró que su anuncio aparezca ante los ojos de su prospecto, si no redacta una buena descripción de sus inmuebles, los potenciales clientes que podrían interesarse no lo contactarán, o no lo elegirán porque su descripción les dice muy poco.


En la promoción online inmobiliaria, las fotos están sobre valoradas y el texto infravalorado.


Todavía existe la percepción de que las fotos son el verdadero gancho de un inmueble y esto no es así, aquellos agentes inmobiliarios que han invertido mucho presupuesto en las cuestiones fotográficas o visuales de sus sitios y no han dado importancia a una buena redacción de sus anuncios lo han aprendido con dolor, sin duda, una costosa lección.


Vender para comprar


Cualesquiera que sean las razones por la que busca una nueva propiedad, ya sea porque cambiaron sus requerimientos de espacio, por cuestiones financieras, económicas o de ubicación, si necesita vender la propiedad que actualmente ocupa para comprar una más conveniente para usted, le sugiero tomar en cuenta los siguientes 3 consejos:

  1. Tómelo con calma, y no se precipite. Si vende demasiado rápido sin tener a la vista la nueva casa, podría verse en algunos problemas que no solo representen incomodidad, sino también erogaciones no calculadas como la de tener que desocupar y entregar la propiedad vendida, teniendo quizás, que mudarse a otra temporalmente.

  1. Inicie por definir cuáles son las necesidades que debe cubrir la nueva propiedad, y empiece su búsqueda. Esto le permitirá sensibilizarse ante el mercado, y conocer que es lo que hay disponible y cómo andan los valores; así podrá vender a un precio razonable su actual inmueble y calcular si requerirá de algún financiamiento para alcanzar el precio de su próxima adquisición.

  1. Investigue sus posibles fuentes de financiamiento, sus costos y requisitos. Analice si puede cubrirlos oportunamente y de ser necesario, precalifique para algún crédito. Pero no se anticipe en dar algún enganche sin antes medir las posibilidades de venta de su propiedad actual, esto podría traerle problemas muy serios, como la de perder su anticipo en el caso de que no llegue el recurso de la venta de su bien raíz en el tiempo estimado.

Si va a vender para comprar, hay otros factores importantes que no debe perder de vista, por ejemplo, si usted tiene aplicado un crédito hipotecario sobre la propiedad que piensa vender, debe analizar si existe la factibilidad o no de traspasarse al nuevo propietario, esto podría ser un factor que ayude a una venta más rápida, o bien, que represente un costo adicional, ya que muchas instituciones financieras penalizan la liquidación anticipada.



Diana Reyes 

Oportunidades Inmobiliarias 






Precios Negociables



A la hora de definir el precio de su propiedad es común preguntarse, ¿Estará demasiado alto?, o quizás… ¿Demasiado bajo?

En este blog siempre hemos recomendado contar para esto con la opinión de un especialista, y en caso de no ser posible, investigar por cuenta propia el mercado, establecer nuestros indicadores y de acuerdo a los datos disponibles, obtener un rango de valor, lo cual será muy aproximado a la realidad, ya que después de todo, la oferta y la demanda son indiscutibles.

Al definir un rango de precios podemos pensar en un valor máximo y otro mínimo.

Muchos vendedores, erróneamente desde mi perspectiva, suelen recomendar ubicar el inmueble en un precio alto, incluso más arriba del recomendado por la valoración o tasación, a fin de estar en condiciones de ofrecer un descuento lo suficientemente atractivo para que pudiera ser el gancho de cierre en una operación inmobiliaria.

Esta estrategia, mal manejada, suele crear desconfianza y obstaculizar cualquier negociación, además de colocar de entrada la propiedad fuera del alcance del nicho real de clientes potenciales, quienes se inclinarán a poner mayor atención en las propiedades del rango que están buscando, además, tome en cuenta que por lógica, a mayor precio la cantidad de posibles clientes será menor.

Y aquí hay que tener mucho cuidado con el tiempo que se lleva concretar la comercialización de una propiedad, pues se suele etiquetar como "conflictiva" o "problemática" a una finca que se está demorando demasiado sin cerrar la operación, y es entonces cuando la gente se cuestiona las posibles causas de tal situación, llegando a generar incluso rumores muy negativos.

Yéndonos al extremo contrario, si el precio establecido para la propiedad no está acorde con el mercado, y por querer ganar la venta se ofrece la propiedad por debajo de su valor, primeramente, el propietario perderá en su utilidad económica, y segundo, no tendrá ninguna oportunidad de rectificar, pues cuando se dé cuenta es porque el inmueble… ¡Ya se vendió!

Cuando un bien raíz es prácticamente "Arrebatado" por otra persona, es que estaba muy por debajo del precio de mercado, y generalmente usted lo sabrá cuando lo compraron el mismo o el siguiente día después de que usted o su agente lo anuncio.

Al definir el precio para su propiedad, considere que es importante tener un punto de partida razonable, esto hará posible iniciar una negociación. Como ejemplo de ello, podría visitar la página de propiedades gran canaria, donde encontrará muchas opciones interesantes.

Es natural que, usted como vendedor trate de obtener el mejor precio que pueda por su propiedad, por lo que empezar con un precio alto dentro de un rango justo y acorde al mercado, suele ser conveniente.

El comprador, por su parte, ofrecerá el precio más bajo posible que le permita abrir una negociación.

Y así es como se crea un montón de espacio para negociar - el área gris que se encuentra entre lo más alto y lo más bajo -, y es aquí donde el sentido común va a jugar su papel estelar. Tanto compradores como vendedores pueden cometer el error de no mostrar suficiente flexibilidad y cerrarse la posibilidad de un buen negocio.

El Dr. Albert Lowry decía que esta es la razón por la que hay precios altos y bajos en el sector inmobiliario, y a esta negociación le llama “El arte de aplicar el principio de dar y tomar, en México lo llamamos "Regateo".

Ahora, ¿Cuánto espacio dar para la negociación?...  Tanto como usted y el comprador necesiten para hacer propuestas y contrapropuestas, siempre y cuando exista la posibilidad de llegar a un acuerdo. La Negociación termina cuando una de las partes ya no puede ceder más.


Diana Reyes 

Oportunidades Inmobiliarias 




Prepare sus respuestas


Si tiene intenciones de comercializar un inmueble y ha realizado la tarea de promoción adecuada, seguramente va a recibir muchas llamadas de personas interesadas que buscan ampliar la información y le harán muchas preguntas. Prepárese:

1. Dirección: ¿Dónde está? ¿En qué calle, qué área de la ciudad, etc.? ¿Está en el medio de la cuadra, o en una esquina?, y si, en una esquina, ¿Hay semáforos, es cruce libre, hay topes, etc.?, ¿Hay espacio para estacionamiento fuera o dentro del inmueble? ¿Es un terreno regular, o uno irregular? Es la mayor parte de la propiedad utilizable? ¿La calle, tienen algún atractivo especial para un comprador potencial?

2. Transporte: ¿Está bien situada la propiedad?, ¿Esta relativamente cerca del transporte, pero lo suficientemente lejos, a fin de evitar, por ejemplo, el ruido de ferrocarril, molestias del tráfico, etc.? ¿Hay un acceso relativamente fácil y conveniente a las vías de comunicación?,  ¿La zona es relativamente tranquila o a determinadas horas aumenta el tráfico?, esto suele suceder en lugares donde hay escuelas o niños de una determinada edad.

3. Los servicios: ¿En el área se cuenta con todos los servicios necesarios como son agua, luz, pavimento, drenaje, limpieza, seguridad, médicos, escuelas, mercados, tiendas de autoservicios, etc.?

4. Atractivos de la zona: ¿Qué hay para hacer en el vecindario o en el área? ¿Hay parques y espacios abiertos?, ¿Existen deportivos y lugares recreativos?, ¿Hay teatros, centros de espectáculos, restaurantes, museos, etc.?. ¿Qué hay por ahí?

5. Región y plusvalía: Siempre es atractivo el que existan en una determinada zona factores que incrementen el valor de una propiedad, por ejemplo, ¿Hay plazas comerciales?, ¿Construcciones especiales?, ¿Inversiones en mejoras?, ¿Proyectos interesantes?, ¿Son de naturaleza privada o gubernamental?, por otro lado también ha factores de riesgo que pueden afectar el precio negativamente como la posibilidad de calamidades naturales, o los riesgos sociales; por ejemplo, ¿Hay vandalismo en la zona, o Grafiti?, ¿Existen edificios o terrenos baldíos o abandonados?, ¿Esta propenso a inundaciones o incendios?

5. Religión y Política: ¿Hay iglesias cercanas?, ¿Alguna comunidad religiosa?, siempre es bueno estar enterado para poder informar adecuadamente,  por ejemplo, si fuera el caso de que en la zona se practique un determinado culto de manera generalizada que pudiera llegar a ser molesto, radical o separacionista. Lo mismo sucede con ciertos grupos políticos o agrupaciones sociales, de ser necesario, pudiera ser conveniente hacer algunas referencias. ¿Quiénes son los dirigentes religiosos o políticos de la región?, ¿Los personajes distinguidos?, ¿Existe algún suceso positivo o negativo que valga la pena mencionarse?

6. Características, condiciones y confort: Es importante señalar la vocación de la propiedad, y las características que posee que pudieran hacerla más atractiva para un comprador, ya sea como negocio, como inversión patrimonial o para habitarla. ¿Cuál es el estado general?, ¿Cuáles son las condiciones del mercado en el área? ¿Es una propiedad lista para ocuparse? o, ¿Es una oportunidad que requiere de mejoras para poder aprovecharse?

Todos sabemos que en esto hay ciertas ventajas y desventajas, todo estará en función de lo que busca el cliente, es por ello que es tan importante calificar bien a nuestro prospecto para poder ofrecerle lo que necesita.


Diana Reyes 

Oportunidades Inmobiliarias